Tech

El Hubble capta la brutal explosión que ‘apagó’ la estrella supergigante roja Betelgeuse

La comunidad científica ha resuelto el misterio de Betelgeuse. La estrella supergigante roja mantiene en vilo a los expertos desde que registrara una perturbación en 2019 por la que pareció apagarse. Ahora, han concluido que explotó parcialmente y que perdió una parte sustancial de su superficie visible, mientras el telescopio Hubble (que ha descubierto recientemente la estrella más lejana jamás observada) capta cómo se recupera lentamente después de un suceso nunca antes visto en una estrella normal.

Betelgeuse produjo una gigantesca Eyección de Masa Superficial (SME), atendiendo a los datos del telescopio espacial Hubble que la NASA comparte en un artículo. Si nuestro Sol expulsa rutinariamente partes de su tenue atmósfera exterior, la corona, en un evento conocido como Eyección de Masa Coronal (CME), la EMC de Betelgeuse expulsó 400.000 millones de veces más masa que una eyección típica del Sol.

«Nunca antes habíamos visto una tan enorme eyección de masa de la superficie de una estrella. Nos encontramos con que está ocurriendo algo que no entendemos completamente. Es un fenómeno totalmente nuevo que podemos observar directamente y resolver los detalles de la superficie con el Hubble. Estamos observando la evolución estelar en tiempo real», ha asegurado Andrea Dupree, experta del Centro de Astrofísica Harvard y Smithsonian en Cambridge, Massachusetts.

Betelgeuse es ahora tan grande que, si sustituyera al Sol en el centro de nuestro sistema solar, su superficie exterior se extendería más allá de la órbita de Júpiter. Dupree utilizó el Hubble para resolver los puntos calientes de la superficie de la estrella en 1996; suya fue la primera imagen directa de una estrella distinta del Sol.

No explotará pronto necesariamente

Estas nuevas observaciones aportan pistas sobre la forma en que las estrellas rojas pierden masa al final de su vida cuando sus hornos de fusión nuclear se consumen, antes de explotar como supernovas. Sin embargo, el sorprendente comportamiento de Betelgeuse no es una prueba de que la estrella vaya a explotar pronto. Así que el hecho de que haya perdido masa no es necesariamente la señal de una explosión inminente.

El titánico estallido de 2019 fue causado posiblemente por una pluma convectiva, de más de un millón de millas de diámetro, que burbujeó desde las profundidades de la estrella. Produjo sacudidas y pulsaciones que arrancaron el trozo de la fotosfera dejando a la estrella con una gran superficie fría bajo la nube de polvo que se produjo por el enfriamiento del trozo de fotosfera. Betelgeuse lucha ahora por recuperarse de esta lesión.

El trozo de fotosfera fracturado, que pesa varias veces más que nuestra Luna, salió disparado al espacio y se enfrió hasta formar una nube de polvo que bloqueó la luz de la estrella vista por los observadores de la Tierra. El oscurecimiento, que comenzó a finales de 2019 y duró unos meses, fue fácilmente perceptible incluso para los observadores de patio trasero que observan el cambio de brillo de la estrella. Una de las estrellas más brillantes del cielo, Betelgeuse se encuentra fácilmente en el hombro derecho de la constelación de Orión.

Recuperándose de la explosión

La estrella monstruosa sigue recuperándose lentamente de esta catastrófica sacudida. «Betelgeuse sigue haciendo cosas muy inusuales en este momento; el interior está como rebotando», ha asegurado Dupree, para la que los datos del Hubble han sido «fundamentales» para ayudar a resolver el misterio.

Los espectros del TRES y del Hubble muestran que las capas exteriores pueden haber vuelto a la normalidad, pero la superficie sigue rebotando como un plato de postre de gelatina mientras la fotosfera se reconstruye.

Aunque nuestro Sol tiene eyecciones de masa coronal que desprenden pequeños trozos de la atmósfera exterior, los astrónomos nunca han sido testigos de que una cantidad tan grande de la superficie visible de una estrella sea lanzada al espacio. Por lo tanto, las eyecciones de masa superficial y las eyecciones de masa coronal pueden ser eventos diferentes.

niusdiario.es

Scroll to top