Internacional

Actos violentos en Dublín deja saldo de 5 personas apuñaladas; 3 de ellos eran niños

Enfrentamientos violentos se desataron la noche este jueves por la noche en el centro de Dublín, Irlanda, con vehículos quemados y agresiones a policías antidisturbios, después de que una niña de 5 años fuera gravemente herida a puñaladas ese mismo día en un ataque en el que también una mujer y otros niños fueron hospitalizados.

La policía irlandesa dijo que la niña estaba recibiendo tratamiento médico de urgencia en un hospital de Dublín a raíz del ataque efectuado afuera de una escuela.

Irlandeses protestan

Poco después del anuncio, por lo menos 100 personas salieron a las calles, algunas armadas con palos de metal y los rostros encubiertos.

De acuerdo con la policía, más de 400 agentes, muchos de ellos con equipo antidisturbios, fueron desplegados en el centro de Dublín para contener la agitación, que dijeron fue “causada por un pequeño grupo de rufianes”.

También se instaló un cordón policial alrededor de Leinster House, sede del Parlamento irlandés, y agentes de la Unidad Montada de Apoyo se encontraban en la cercana Grafton Street.

Se desata el caos

Hubo choques con la policía antidisturbios, y algunos manifestantes lanzaron bengalas y fuegos artificiales, mientras que otros agarraron sillas y taburetes que se encontraban afuera de bares y restaurantes.

Varios vehículos de la policía y un tranvía fueron dañados durante los disturbios. Un autobús y un automóvil también fueron incendiados en el puente O’Connell de la ciudad.

Las vitrinas de las tiendas fueron sistemáticamente destrozadas, y una tienda de Foot Locker fue saqueada. Se suspendió todo el transporte público de la ciudad —tranvías y autobuses—, y muchas empresas instaron a su personal a trabajar desde casa el viernes.

“Tenemos una facción de hooligans completamente lunática impulsada por ideología de extrema derecha, y también esta tendencia disruptiva implicada en graves actos de violencia”, declaró el jefe de la policía irlandesa, Drew Harris.

Policías y políticos exhortaron a guardar la calma y alertaron contra la desinformación sobre el ataque ocurrido horas antes.

“Las escenas que estamos presenciando esta noche en el centro de nuestra ciudad no pueden tolerarse y no se tolerarán”, declaró la ministra de Justicia, Helen McEntee. “No se debe permitir que un grupo agresivo y manipulador utilice una tragedia atroz para sembrar el caos”.

¿Y los culpables?

Horas antes, la policía había informado que un hombre de poco más de 50 años, que también resultó gravemente herido, es una “persona de interés” en su investigación. No se dieron a conocer más detalles sobre su identidad.

En una rueda de prensa en la tarde se le preguntó a Harris acerca de un posible vínculo terrorista, y no lo descartó.

“Nunca he descartado ningún posible motivo para este ataque… todas las líneas de investigación están abiertas con el fin de determinar el motivo de este ataque”, dijo.

Eso pareció ser un ligero cambio de postura, luego de que previamente el superintendente Liam Geraghty dijo que la policía mantenía la mente abierta en cuanto a la investigación, pero que estaba “satisfecha de que no hay ningún vínculo terrorista”.

Así fue el ataque

Una mujer de poco más de 30 años sufrió heridas graves durante el ataque con cuchillo cometido poco después de la 1:30 de la tarde. Los otros dos menores —un niño de 5 años y una niña de 6— tuvieron lesiones menos serias. El niño ya fue dado de alta de un hospital.

Geraghty dijo en rueda de prensa que los indicios preliminares apuntan a que un hombre atacó a varias personas en Parnell Square East.

El funcionario confirmó los informes anteriores de testigos de que en el ataque se utilizó un cuchillo, pero no pudo dar más detalles sobre la naturaleza de las heridas. También confirmó que los testigos intentaron desarmar al hombre en cuanto vieron lo que ocurría.

“Entiendo que miembros del público sí intervinieron en una etapa muy, muy temprana, y aplaudimos a esos miembros del público por involucrarse en una situación tan traumática y potencialmente peligrosa para sí mismos”, manifestó Geraghty.

Reporte Índigo

Scroll to top