:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Política

Presenta diputada iniciativa para eliminar expedición de actas de reconocimiento

La diputada Montserrat Ortega Ruiz, integrante del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), presentó ante el Pleno una iniciativa de decreto que reforma los artículos 704, 706 y 708 del Código Civil de Veracruz, referentes al reconocimiento posterior del registro de nacimiento, con el objetivo de cuidar la vulneración de sus derechos humanos, que se realiza actualmente con la expedición de actas de reconocimiento.

Para promover en el orden jurídico el respeto a los derechos de las personas adultas mayores, el Grupo Legislativo Mixto “Partido Revolucionario Institucional- Partido Verde Ecologista de México”, (PRI-PVEM), en voz del diputado Jorge Moreno Salinas presentó una iniciativa de decreto para proteger a este sector poblacional contra cualquier tipo de violencia y establecer como agravante las acciones u omisiones que vayan en detrimento de su integridad física o emocional.

Con la propuesta para reformar el párrafo segundo del artículo 154 Bis del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave, presentada por el diputado Jorge Moreno, se busca prevenir, sancionar y erradicar los actos de violencia contra las personas mayores, puesto que requieren de una protección especial para garantizarles el acceso al disfrute pleno de sus derechos humanos, particularmente en su entorno familiar directo.

El legislador refirió lo establecido en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el llamado “Protocolo de San Salvador”.

En términos cuantitativos, destacó que la población mayor de 60 años de edad tiende a aumentar significativamente en México. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 alcanzó 38 por ciento, lo que –dijo- revela la importancia de implementar políticas públicas para la atención de ese sector poblacional y de reformar la legislación en ese mismo sentido.

El también secretario de la Mesa Directiva, Jorge Moreno recordó que en Veracruz, a partir de un decreto publicado en la Gaceta Oficial del Estado el 1 de diciembre de 2015, el delito de violencia familiar se considera ya como agravante que la víctima sea mujer. A raíz de un decreto del 11 de septiembre de 2018, se incluyó como circunstancia agravante que la víctima sea menor de edad.

Refirió que, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018 fueron denunciados 180 mil 082 casos de violencia familiar en todo el país, de los cuales 6 mil 219 correspondieron a Veracruz; de enero a junio de 2019, se han registrado 98 mil 258 denuncias en el nivel nacional, de las que en este Estado se han presentado mil 158, cifra superior a la de homicidios y robos a casa-habitación en ese mismo período en la entidad.

Finalmente, expuso que la reforma propone que “En caso de que la víctima sea mujer; niña, niño o adolescente; o persona de sesenta años de edad o más, se sancionará con pena de cuatro a siete años de prisión y multa de hasta setecientos unidades de medida y actualización. En estos casos, se sujetará al activo a las medidas reeducativas que establezcan las leyes en la materia o la autoridad competente, las que, en ningún caso, excederán del tiempo impuesto en la pena de prisión”.

A esta propuesta se adhirieron los Grupos Legislativos de Movimiento Ciudadano-PRD y de Morena.  Para su estudio y dictamen fue turnada a la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales.

La diputada Montserrat Ortega Ruiz, integrante del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), presentó ante el Pleno una iniciativa de decreto que reforma los artículos 704, 706 y 708 del Código Civil de Veracruz, referentes al reconocimiento posterior del registro de nacimiento, con el objetivo de cuidar la vulneración de sus derechos humanos, que se realiza actualmente con la expedición de actas de reconocimiento.

En su exposición de motivos, la diputada Ortega Ruiz dijo que el acta de nacimiento es un documento por el cual una persona se identifica e individualiza dentro de la sociedad, además de dar personalidad jurídica y derechos a todo ser humano, como lo marca la legislación.

Sin embargo, agregó la secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez y la Familia, que en relación con el reconocimiento de los hijos ante un oficial del registro civil con posterioridad al registro del nacimiento, se expide un acta de reconocimiento, la cual resulta violatoria de los derechos humanos de los ciudadanos, por lo que hace pertinente esta reforma.

Aseguró que con esta modificación, si el reconocimiento se hiciera después de haber sido registrado el nacimiento, se emitirá una nueva acta de nacimiento, además de los requisitos a que se refiere el artículo 704, el cual contempla el consentimiento ante el Oficial del Registro Civil del hijo o hija si esta fuese mayor de edad.

En caso de ser menor de edad, pero mayor de 14 años, -continuó la legisladora- su consentimiento será acompañado por el del padre, madre o tutor. Del mismo modo si el hijo o hija es menor de 14 años o mayor de edad incapacitado jurídicamente, el consentimiento será únicamente del padre, madre o tutor.

Asimismo, se propone reformar el artículo 706, donde  si el reconocimiento se hace por alguno de los otros medios establecidos en el Código Civil, se presentará dentro del término de 15 días al encargado del Registro, el original o copia certificada del documento que lo compruebe. De ésta forma, en el acta de nacimiento primigenia, se insertará la nota marginal relativa al reconocimiento y la expedición de la nueva acta de nacimiento con el número de acta de registro.

La expedición de la nueva acta de nacimiento tendría asentados los mismos datos del acta anterior, más los nombres y apellidos del reconocedor, además de los nombres, domicilio y nacionalidad de los abuelos que correspondan al progenitor que se asiente en el acta, incorporándose la nota marginal correspondiente, en el acta de nacimiento primigenia respecto del acto de reconocimiento, explicó la diputada.

“A partir del levantamiento de la nueva acta de nacimiento, no se publicará ni se expedirá constancia alguna del acta anterior, salvo orden judicial o a solicitud de su titular, haciéndose las anotaciones respectivas en la misma”, citó.

Detalló que la intensión de esta reforma es otorgar el mayor beneficio a las y los ciudadanos veracruzanos de salvaguardar en todo momento la integridad y privacidad de sus datos personales, desde el hecho del reconocimiento.

Para su estudio y dictamen la iniciativa fue turnada a la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales.

Deja un comentario

Scroll to top