:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Solicitan apoyo afectados en incendio de Belén Chico

Teodora Pérez Antemate de 87 años de edad es una de las afectadas con el pasado incendio del callejón la Segunda Privada en la colonia Belén Chico y se encuentra solicitando el apoyo al Gobierno del Estado y a las autoridades municipales debido a que lo ha perdido todo, ha quedado a la deriva y sin ningún familiar que pueda velar por ella.

Actualmente recibe asilo en una vivienda de uno de sus vecinos, sin embargo, lamentó que siendo una persona de escasos recursos, de la tercera edad y ahora con esta controversia en la que se encuentra, desde hace tres años no ha podido ser beneficiaria del programa “Más 65” que mantiene la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), por lo que se encuentra solicitando a la Delegada Federal de Sedesol Anilú Ingram Vallines ver a detalle su caso y que pueda recibir dicho recurso mediante este programa federal.

“Se me quemaron todas mis cosas, lo que quiero es ver si me dan una ayuda porque creo que me lo merezco, no me han dado nada, solo me engañan que me van a dar apoyos de Mas 65 y no me han dado nada, he metido mis papeles por tres años al programa.

Estoy enferma y mala de los nervios, tengo muchas complicaciones, mis papeles ya los metí pero solo me engañan que me va a llegar y no me llega nada, hay muchos que tienen casa de material, tienen ganado, tienen carro y a mí no me llega”, lamentó con lágrimas en los ojos.

Mencionó que mantiene familia en el municipio de Ángel R. Cabada, sin embargo, es rechazada y actualmente se encuentra desamparada y con la esperanza de que pueda ser apoyada.

“Tengo familia en Ángel R. Cabada pero no me reconocen porque son de dinero, ganaderos y yo soy pobre y no tengo donde caer muerta. Fui con Don Hugo Tepach y me regala el taco, me preguntó que si no me ha llegado el apoyo y le dije que no, yo no entiendo porque si el gobierno les está dando a otras personas que tienen casa de material, tienen la manera de vivir”, puntualizó.

  • Recuento de los hechos:

“Estaba sentada en un sillón de madera atrás de la puerta, no me encontraba haciendo nada porque no puedo trabajar, tengo mal de Parkinson, entonces me pregunté por qué el sillón se estaba calentando, me tiro al suelo cuando veo la llamarada de la estufa del otro vecino, no sé si dejó algo prendido en la estufa, entonces me salí como pude.

Salí gritando auxilio, la gente llegó y yo quería entrar a mi casa a salvar mis cosas y no me dejaron, me trasladaron al hospital porque sufrí una quemadura en el brazo”, subrayó.

En un predio abandonado, se situaba una cuartería con paredes de madera y techo de lámina de zinc, quienes habitaban en esos cuartos argumentan que lo perdieron todo, tal como lo ha narrado “doña Lola” como es conocida en el barrio donde aún vive.

Pero en este terrible accidente, doña Lola no fue la única afectada, la familia Xala Cano también lo perdió todo y hasta el sol de hoy señalan que el Alcalde Manuel Rosendo Pelayo no ha acudido al llamado que se encuentran realizándole a través de una solicitud.

“Fuimos al palacio pero no nos hicieron caso, nos dijeron que vayamos de nueva cuenta al palacio a las diez de la mañana este viernes, a ver si encontramos al Presidente porque no está aquí.

En mi vivienda somos cuatro personas, un niño de cuatro años, uno de doce y un muchacho de 21 años, pero con el incendio no nos quedó nada, todo se echó a perder, aquí nos dieron un pedacito para que nos quedemos porque no tenemos a donde ir”, relató Francisca Xala Cano.

Aunque desconocen a cien se acierta como se suscitó el incendio, refirió que esperan el apoyo verdadero de la primera autoridad, pues no cuentan con el recurso para hacerse de una vivienda; dichas cuarterías eran rentadas.

“No sé cómo se suscitó el accidente, en esta cuartería vivía una viejita, en el segundo cuarto vivía un señor que acaba de fallecer su esposa y en el tercer cuarto vivía una pareja pero andan por Monterrey.

Que nos ayuden con lo que puedan porque la verdad nos quedamos sin nada, lo más indispensable sería una estufita chica, una mesita, mi nieto no cuenta con sus zapatos y por eso no ha ido a la escuela y la verdad no tengo posibilidad para comprárselo ahorita”, acotó.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

Deja un comentario

Scroll to top