:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Merma en un 50 por ciento producción de maíz en San Andrés

 

La producción de maíz en el municipio tuvo una reducción de un 50 por ciento, debido a que los productores están dejando de sembrar a consecuencia del bajo precio en el kilogramo del grano y al destiempo en los ciclos de temporal, expresó Carlos Rivero Andrade, Director de Fomento Agropecuario.

Manifestó que una de las principales causas por la que ya no es rentable la siembra de maíz en la zona, es debido a las casi nulas oportunidades de exportación.

“Este año tuvimos una merma de productores de un 50 por ciento, por la situación que se presentó del ciclo primavera-verano de la sequía tan fuerte que hubo y muchos productores no se animaron a sembrar.

Aunado a eso al precio bajo de la semilla, pero tenemos confianza de que en este año las lluvias se presenten de manera normal y los productores vuelvan a sembrar”, dijo.

Adujo que en el municipio las empresas Maseca y Minsa, son las empresas que se encuentran comprando actualmente el maíz, mal pagándolo a los productores hasta en 2.50 pesos el kilogramo.

“La principal causa que vemos es que las empresas que compran el maíz piden cierta calidad y entonces los productores de aquí cada quien siembra diferentes variedades e híbridos.

Por eso vienen y les ofrecen el precio que ellos creen que vale su maíz, nosotros hemos tratado de apoyar a la gente en ofrecerles un mismo tipo de semilla que si bien no es gratuita si está subsidiada al 50 por ciento”, manifestó.

Comunicó que el objetivo para este 2016 es apoyar a los productores con la dotación de semilla mejorada de manera que en el municipio no varíe y se tenga una sola línea para vender.

Enfatizó que actualmente el precio en la tonelada se encuentra entre 3,500 a 4 mil pesos la tonelada y una vez que el maíz tuviera un valor agregado por medio del secado el kilogramo puede subir hasta en cinco o seis pesos.

 

San Andrés Tuxtla

Por Armando Azamar Fonseca.

Deja un comentario

Scroll to top