:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Fallece Cardenal Sergio Obeso Rivera

El Cardenal Sergio Obeso Rivera, Arzobispo emérito de la arquidiócesis de Xalapa, falleció a las 20:46 horas de este domingo a la edad de 88 años. 

Sacerdotes afines al purpurado confirmaron el deceso en las redes sociales, mientras la arquidiócesis de Xalapa, extenderá la noticia a través de un comunicado según el vocero, el padre José Manuel Suázo Reyes.

Cabe recordar que Obeso Rivera recibió la dignidad de Cardenal por el Papa Francisco el 28 de junio de 2018, posteriormente le asignaron la parroquia San León I, ubicada en Vía Prenestima 104, 00176 en Roma, Italia.

Obeso Rivera fue ordenado sacerdote el 31 de octubre de 1954 en Roma, Italia y su primera misa la celebró en la Basílica de Guadalupe.

En 1971 el Papa Pablo VI lo nombró Obispo de la diócesis de Papantla.

Obeso Rivera estuvo a cargo de la arquidiócesis de Xalapa desde el 12 de marzo de 1979, designado arzobispo por el Papa Pablo VI, hasta el 10 de abril del 2007, fecha en que el Papa Benedicto XVI acepta la renuncia del religioso.

Cabe destacar que el pasado viernes 2 de agosto la arquidiócesis informó que el estado de salud del cardenal era “muy delicado” y convalecía en su domicilio, en Coatepec.

«¡Dichosos los siervos a los que su Señor encuentra pendientes de su regreso! Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá» (Lc 12,37)

Con gran tristeza y pesar, la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano comunica que el día hoy el Emmo. Sr. Cardenal Sergio Obeso Rivera, Arzobispo Emérito de Xalapa, partió a la Casa del Padre.

Desde la certeza de nuestra fe, sabiendo que somos peregrinos en este mundo y que poseemos en prenda la vida futura en Cristo, suplicamos a Dios, Padre Misericordioso, lo reciba en su seno, donde un día nos uniremos todos en el banquete de su Reino. 

Nuestro hermano en el Episcopado, el Cardenal Sergio, tenía 86 años de edad, 48 años de ministerio Episcopal y 65 en el Sacerdotal. Reconocemos su entrega generosa a la Iglesia que peregrina en nuestro país, especialmente la gran labor de coordinación y responsabilidad principal que desempeño como Presidente de nuestra Conferencia Episcopal durante tres periodos –sobe todo, en algunos episodios significativos de la historia de nuestro País, participando en las negociaciones de paz y reconciliación de los Acuerdos de San Andrés, en los esfuerzos de restablecimiento de las relaciones entre el Estado Mexicano y la Santa Sede al promover la ley reglamentaria del artículo 130 Constitucional. En otros trienios fue responsable de los servicios de las Comisiones de Pastoral Social y del Clero, así como gran impulsor del proceso de canonización de San Rafael Guízar y Valencia. 

Descanse en Paz.

Les rogamos encomendar su alma a Dios, ofreciendo 3 misas por su eterno descanso.

+Rogelio Cabrera López  

Arzobispo de Monterrey y 

Presidente de la CEM

+Alfonso Miranda G. Guardiola 

Obispo Auxiliar de Monterrey

y Secretario General de la CEM

Deja un comentario

Scroll to top