Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Persiste el encubrimiento de agresores físicos: Cruz Roja

Orizaba, Ver.- Aunque se han atendido varios casos de violencia física en contra de mujeres, lamentablemente las afectadas al ser atendidas y cuestionadas sobre el origen de sus lesiones, protegen al agresor, asegurando que fue por algún incidente, lamentó la jefa de Enfermeras de la Cruz Roja de Orizaba, Orlanda Romero.

En entrevista, detalló que han atendido muchos casos de este tipo pero cuando las atienden y preguntan qué fue lo que les ocurrió, exponen que cayeron de su propia altura, aun cuando como profesionales pueden diferenciar cuándo se trata de una herida por un accidente y cuándo es por agresión, pero se encuentran atados de manos para notificar a la Fiscalía porque las pacientes dicen que es una caída.

Expuso que en fechas pasadas, durante la madrugada un enfermero atendió una situación de este tipo en donde llegó una mujer muy agredida en el rostro pero ella le dijo que se había caído, lo que aseguró es muy común ya que como paramédicos o socorristas atienden varios accidentes en casa, cuando llegan y revisan a los lesionados se dan cuenta que sus heridas no son normales, pero “no dicen nada”.

 

La jefa de Enfermeras indicó que cuando se trata de una caída la persona tiene un golpe en un lado del rostro o del cuerpo, por ejemplo, pero no en toda la cara, pero mientras no cambien su versión, ellos no pueden hacer nada.

“Él le mencionó que tenía que llenar su hoja de enfermería diciendo lo que ella le estaba certificando, que era una caída, aunque evidentemente no era eso lo que le había ocurrido”.

De igual forma, expuso que la Cruz Roja atiende situaciones de retiro de cuerpos extraños, aplican inyecciones y realizan la toma de presión; estos son los servicios más solicitados a la Benemérita Institución.

En este sentido dijo que es muy común que los infantes se metan objetos en la nariz pero se les van adentro y les lastima, “entonces lloran y en esos casos hay que sacarles el objeto con pinzas y mucho cuidado”.

 

En relación a la toma de presión, inyecciones y curaciones, dijo que tienen una cuota de recuperación de 30 pesos, ya que se utiliza alcohol, algodón, el contenedor para esos residuos punzocortantes y posteriormente se paga a una empresa que se lleva esos residuos para su disposición.

“Si vienen con la presión alta o baja los normalizamos, también se ven personas con cuerpos extraños en el ojo o problemas de oído”.

Juan José Enríquez | Oliva Noticias

Deja un comentario

Scroll to top