Obama reconoce el papel de EEUU en el cambio climático y asume su responsabilidad


Barack Obama ha instado a los más 140 mandatarios reunidos en París a llegar a un acuerdo ante el cambio climático como “desafío” al terrorismo. El presidente norteamericano aseguró en el plenario de la conferencia COP21 que la presencia masiva de líderes mundiales en París es “un rechazo a aquellos que quieren derribar nuestro mundo”.

Obama trazó paralelismos entre los estragos causados por el terrorismo y por le cambio climático: “Ciudades abandonadas, campos que no pueden volver a crecer, disrupciones políticas, conflictos, gente desesperada buscando refugio en países que no son el suyo”.

“Tenemos la capacidad para cambiar el futuro aquí y ahora”, proclamó el presidente norteamericano. “Uno de los enemigos a los que nos enfrentamos en esta conferencia es el cinismo, la presunción de que no podemos hacer nada ante el cambio climático (…) Pero tenemos que reafirmar nuestros compromisos, y asegurarnos de que los recursos llegan a quienes lo necesitan, y ayudar a los países más vulnerables a hacer frente a los desastres relacionados con el clima”.

Obama aseguró que Estados Unidos “asumirá su responsabilidad” -como la mayor economía del mundo y el segundo mayor emisor de CO2- y extendió un llamamiento a la unidad de los países desarrollados y en desarrollo: “Tenemos que encontrar un propósito común en este mundo, y no dejarnos llevar por el conflicto ni por el sufrimiento humano, sino por la cooperación y el progreso humano. Vamos a trabajar por ello”.

Poco después de Obama, y en el nombre del número uno mundial en el ranking de países emisores, habló el presidente chino Xi Jinping. “Todos los ojos del mundo están sobre París”, dijo, en el momento de anticipar que las emisiones de China tocarán techo en el 2030.

“Hacer frente al cambio climático tiene que convertirse en la misión compartida de toda la humanidad”, concluyó Jinping, marcando distancias con la posición ambigua de Pekín en la cumbre de Compenahgue del 2009. “Tenemos la confianza y la resolución para cumplir nuestros compromisos”.

En la conferencia de París, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno están reunidos en la jornada de apertura de la cumbre para tratar de alcanzar un acuerdo para frenar el avance del cambio climático, y contener el calentamiento global en dos grados de aumento para el año 2100.

El presidente Obama ha asegurado que se trata de una amenaza creciente ya que el cambio climático puede definir los contornos de este siglo de una forma más acuciada que ninguna otra amenaza.


Deja un comentario