A casi 30 años de su lanzamiento, el original DOOM sigue siendo una pieza fascinante de software que invita a desarrolladores independientes y hasta a científicos a realizar varios tipos de experimentos, desde hacer que el juego corra en pruebas de embarazo, hasta crear ambientes VR para roedores.

Esto último es lo que hizo el científico Viktor Tóth, quien subió un video centrado en cómo logró que una rata aprendiera a moverse en DOOM en una suerte de ambiente de realidad virtual diseñado para ella.

892 -463

La idea del proyecto fue demostrar que con setup VR relativamente barato (aproximadamente 2,000 dólares), se puede entrenar a roedores con el fin de que se muevan en entornos tridimensionales, sin necesidad de recurrir a procedimientos quirúrgicos para reducirles el estrés (quizá en alusión a Neuralink, el implante propiedad de Elon Musk que se ha puesto en prueba en varios animales).

Para simular el ambiente 3D Tóth se empleó una pantalla curva, pues el campo de visión de las ratas se extiende 300°. La estructura de desplazamiento consiste en una esfera de poliestireno vinculada a rotores, sensores de movimiento y otros componentes mecánicos, en la que los roedores corren suspendidos en un arnés.

892 341

El contexto tridimensional se diseñó con DOOM Builder 2 y para el experimento solo fue necesario generar un pasillo en el que hubiera una puerta y un botón para activar.

Las ratas aprendieron a moverse mediante condicionamiento operante, que a su vez requirió un mecanismo que reforzara la conducta deseada -en este caso estuvo compuesto por tubos que suministraron agua azucarada.

El resultado final quizá no sea tan fluido, pero demuestra que la simulación de ambientes virtuales es una rama que puede explorarse mediante métodos que no sean tan agresivos y con estructuras cuya inversión no requiera más de 2,000 dólares. Este es el video: