:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Sucesos

Asesinan a mujer y dejan mapa para encontrar su cuerpo, en Tamaulipas

Una mujer de nombre Angélica o “Angy” fue asesinada por su pareja sentimental y posteriormente su cuerpo fue abandonado; después el feminicida se quitó la vida no sin antes dejar un mapa con las indicaciones para encontrar el cadáver de la mujer.

El hecho sucedió el pasado 11 de agosto en el municipio de Padillo, Tamaulipas, donde autoridades recibieron el reporte de que cerca del páramo conocido como rancho San Pedro de los Ruiz, fue localizado el cuerpo sin vida del hombre.

Pablo Reyes de León, de 50 años de edad y de oficio jornalero, fue localizado con una soga atada al cuello colgando de la rama de un árbol. En el lugar se encontraron varias latas de cerveza, por lo se presume que estuvo bebiendo antes de morir.

En el mismo lugar se encontró una carta póstuma dirigida al parecer a un familiar, donde Pablo detalló haber asesinado a la mujer, que presuntamente era su novia.

“Ya no quería esta vida y por eso decidí tomar este camino, yo mi vida la viví a lo que quise, siento mucho darles este pesar”, decía la nota dejada por el sujeto.

En el lugar también se encontró un croquis, donde presuntamente se detallaba haber abandonado el cadáver de su novia Angélica o “Angy” y daba las indicaciones para localizarlo.

Las autoridades comenzaron la búsqueda de la mujer, localizándola boca abajo, con signos de haber sido degollada.

Ella fue asesinada una cuchillada en el cuello y no portaba identificación alguna, por lo que esta como no identificada ante las autoridades, solo saben se llama Angélica por que hacía lo decía el croquis.

La hoja del croquis decía “Angélika esta si no la han encontrado a la entrada de Miguel Hidalgo” y marcaba las trayectorias con distancias en metros muy precisos; ella se encontraba a la altura del kilómetro 5+900 y 300 metros al oriente.

Se estableció de acuerdo a las indagatorias que el sujeto condujo a la mujer hasta ese punto donde abandonó su cuerpo y posteriormente se retiró en dirección al kilómetro 21 de la carretera Interejidal a bordo de una camioneta Mazda, modelo 1998, color celeste, llegando hasta el río El Roble.

Después de haber bebido un par de cervezas el sujeto ató la soga a la rama del árbol y el otro extremo a su cuello subiendo a una mesa de concreto y dio el salto mortal muriendo casi al instante.

Ambos cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense por órdenes del agente del Ministerio Público Investigador a fin de que les sea practicada la necropsia de ley.

Deja un comentario

Scroll to top