:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Relevante

5 errores que todo hombre ha cometido a la hora de “satisfacer” a una mujer

Está bien, nadie es perfecto, todos cometemos errores, pero si esos tropezones son continuos y en la cama, de verdad que no tienen perdón de Dios.

De acuerdo con una encuesta realizada por El Gabinete de Comunicación Estratégica, Kaleydoscopio, el 70,5 por ciento de los mexicanos estamos medianamente satisfechos con nuestra vida sexual. Un dato muy triste.

Por eso, aquí les dejamos una lista a todos los varones del país para que sepan cuáles con los errores que están cometiendo y los corrijan, por favor.

1. Acaricien bien o mejor no lo hagan:

El clítoris es una zona íntima mucho más complicada que el pene, pero también una de las mayores debilidades que tienen las féminas cuando practican sexo. Hombres, sean un poco más delicados al tocar nuestro clítoris, pues es una parte muy sensible que se debe saber estimular. La mayoría de ustedes suelen ser bastante bruscos y atacados al querer tocar, sin saber que con esto sólo nos “bloquean” el placer que se supone debemos sentir.

2. Senos y jugueteo:

A todos los hombres les encanta jugar con los pechos. Sin embargo, hay quienes los tocan de mil formas, menos con la prudencia necesaria para estimular a una mujer, ¡como si se trataran de pelotas!

3. La cantidad no es lo más importante:

Esto es otro de los grandes errores de los hombres, pues en su mayoría destacan la cantidad en lugar de calidad, por lo que suelen relacionar la capacidad de tener más de un orgasmo con la juventud y la virilidad.

4. No dedicarle el tiempo suficiente a los preliminares:

Queridos hombres: no todo el placer se debe a la penetración, así que no esperen que nos sintamos agradecidas si sólo se la pasan en esas. Tenemos un cuerpo lleno de puntos débiles para explorar, por lo que les puedo asegurar que si no los han explorado, nunca han dejado satisfecha a su pareja.

5. No se pasen con sus “azotitos”:

Un azote en pleno apogeo de la pasión no está nada mal e incluso nos puede excitar mucho. Pero que nos den nalgada tras nalgada como desquitándose con nuestro trasero, ya es algo que se pasa de la raya.

Con información de Terra.

Deja un comentario

Scroll to top