:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Nacional

Exhiben a sacerdote pidiendo “mochada” e insultando a fotógrafos(Video)

El Padre Rafael Gutiérrez, de la Iglesia de la Resurrección, ubicada en la Colonia Primero de Mayo, de la Colonia González Ortega, en Mexicali, Baja California, fue acusado por el fotógrafo independienteDaniel Villegas de “virtual extorsión”, ya que exige cada vez más y más dinero por “dejar trabajar” a los profesionales de la cámara durante las celebraciones religiosas.

En clara contradicción con los principios elementales de la biblia, el “padre Rafa” amenazó e insultó a dos fotógrafos presuntamente por no darle más dinero del que perciben vendiendo fotografías a los asistentes a las misas.

“Es que no quieren hacer las cosas como yo quiero,” gritó el presbítero, quien enfurecido advirtió que “no voy a pasar una hora discutiendo” la cuota o “derecho de piso” que demanda a cada fotógrafo, de 1500 pesos por cada evento como bautizos o primera comunión.

“Usted me está extorsionando”, reviró el fotógrafo, lo cual causó la furia del religioso, que con ojos desorbitados y rostro enrojecido lanzó insultos y amenazas contra el freelance.
“¡Pendejo! ¡Te voy a poner una chinga!”, fueron las amenazas del líder espiritual mexicalense, quién amenazó con “poner a su fotógrafo” y ya no dejar trabajar a independientes en su iglesia.

“¿Y por qué no me va a dejar trabajar?”, preguntó el fotógrafo, quién también tomó el video, mismo que ha sido reproducido en más de 800 mil ocasiones en Facebook.

“¡Por mis huevos!”, respondió el padre, con voz aflautada.

Cayendo en la incoherencia, Rafael Villegas espetó que: “en cada misa que venga no voy a trabajar (sic) ¡lo que tu digas!”

Además, se jactó que su posición la mantendría delante del Obispo de Mexicali José Isidro Guerrero Macías y de otros presbíteros: “¡Delante del Obispo y delante de cualquier padre te lo digo! ¿Ahora a huevo te tengo que dar trabajo?”, espetó el hombre de dios.

Cuando la secretaria del Padre trata de intervenir para calmar al fotógrafo, el propio sacerdote, en actitud prepotente, calla a su empleada y le dice que sólo se limite a ayudarla cuando el se lo pida.
El sacerdote continuó con su diatriba, acusando al joven fotógrafo de “robarle”, a lo que este le respondió: “mas roba usted en la misa”, ante lo que el presbítero respondió, manoteando y en actitud amenazante: “fijate las idioteces que estás diciendo”

Por último, el responsable espiritual de una de las zonas urbanas con más carencias de Baja California amenaza con que va a pasar “un comunicado en todas las Iglesias” para que no dejen trabajar al fotógrafo.

 

Deja un comentario

Scroll to top