.
.

.

Microsoft confirma que parches sí ralentizarán servidores y computadoras viejas


Microsoft confirma que parches sí ralentizarán servidores y computadoras viejas

Aunque Intel aseguró el viernes pasado que los parches de seguridad lanzados para combatir las fallas ‘Meltdown’ y ‘Spectre’ no impactaban significativamente en el rendimiento de los equipos afectados, Microsoft ha decidido dar la cara y contar su propia versión del asunto.

De acuerdo al blog de la compañía, las actualizaciones de seguridad sí disminuyeron el desempeño de algunas computadoras personales y servidores, sobre todo en aquellas que integraban modelos antiguos de los procesadores Intel.

Microsoft insistió en que no se conoce el impacto total que tendrán las nuevas actualizaciones en el rendimiento de los diferentes equipos, pero esto es lo que cree que será el efecto de los parches por ahora:

Windows 10 en computadoras del 2016 con Skylake, Kabylake o una CPU más nueva: “…los puntos de referencia (benchmarks) muestran desaceleraciones de un dígito, pero la mayoría de los usuarios no notaran un cambio porque estos porcentajes se reflejan en milisegundos.

Windows 10 en computadoras del 2015 con Haswell o CPU más antigua: “algunos puntos de referencia muestran desaceleraciones más relevantes, por lo que esperamos que algunos usuarios noten una disminución en el rendimiento del sistema”.

Windows 8 y Windows 7 en computadoras del 2015 con procesadores Haswell o anterior: “esperamos que la mayoría de los usuarios noten una disminución en el rendimiento del sistema”.

Windows Server: “…muestra un impacto de rendimiento más significativo cuando habilita las soluciones para aislar el código que no es de confianza dentro de una instancia de Windows Server”.

Todo parece indicar que Microsoft prefiere ser más abierto y ahorrarse las reacciones negativas que ha encontrado Apple al anunciar que ralentiza los iPhones con baterías desgastadas, lo que ya le ha valido varias demandas colectivas y una investigación ante las autoridades francesas.

Con información de Reuters y BGR.



Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario