:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Machismo impide alfabetización en Lerdo de Tejada

  • De un cien por ciento de féminas que acuden al IVEA a alfabetizarse, solo logran culminar con este proceso menos del 40 por ciento por estar sometidas a sus esposos.

 

El machismo sigue siendo el factor principal que impide que las mujeres de las zonas marginadas e indígenas del sur de Veracruz se alfabeticen, reveló el coordinador del Instituto Veracruzano de Educación para Adultos (IVEA) en esta ciudad, Silverio Rivera Santiago.

A pesar de que el IVEA pone al alcance de las madres de familia programas de educación básica, éstas los ignoran “porque sus maridos no las quieren fuera de su hogar si no es para trabajar”.

Incluso las adultas que actualmente asisten, tienen que pedir permiso a sus esposos diariamente para que les autoricen acudir a sus clases de forma diaria.

Informó que del 100 por ciento que inician su curso escolar sólo un 40 por ciento lo concluye por la resistencia que les pone su cónyuge.

Indicó que aunque sí existe la intención de las féminas de aprender, la prohibición les provoca frustración, principalmente a aquellas que forman parte de alguna religión y quisieran leer sus biblias.

También se ven afectadas las que se dedican a la venta de productos agrícolas, porque no saben realizar operaciones matemáticas básicas.

Informó que en las comunidades en donde viven decenas de habitantes indígenas, solamente mil adultos están inscritos en los programas de alfabetización apoyándose con tecnología para poder acercar las letras y educación básica.

Detalló que por medio de las llamadas plazas comunitarias, se ofrecen materiales, tanto en línea como impresos, y libros de texto; todo de manera fácil y accesible para el usuario, además se les otorgan asesorías a domicilio en el salón de usos múltiples.

Por último, señaló que en las zonas más alejadas y marginadas el machismo no va dirigido a las madres de familia, sino a las mujeres en general, incluyendo niñas y jóvenes, que tampoco asisten a las escuelas.

Lerdo de Tejada.

Por Armando Azamar Fonseca.

Deja un comentario

Scroll to top