:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Local

Comienzan a abarrotarse casas de empeño por regreso a clases

  • Esto porque la gente tiene que comprar útiles escolares y otros gastos que implica el retorno de las actividades educativas.

 

Durante esta temporada de regreso a clases, el número de empeños y solicitud de préstamos que se realizan en las casas empeño aumenta hasta un 60 por ciento en relación al resto del año, esto porque la gente tiene que comprar útiles escolares y otros gastos que implica el retorno a las actividades educativas.

Debido a que en estas vacaciones muchas de las familias decidieron salir a otras ciudades, ya sea a visitar familiares, o solo por diversión, gastaron todos los ahorros que tenían de varios meses, por lo que se quedaron sin dinero para el regreso a clases.

Norberto Antele, Gerente de sucursal de conocida casa de empeño en la ciudad, señaló que los meses de julio y agosto se catalogan como los buenos, ya que muchas de las madres de familias deciden deshacerse de sus pertenencias, como alhajas, aparatos electrodomésticos, entre otros artículos para cubrir otros gastos.

“En el mes de julio y agosto son las épocas en que más repuntamos en nuestra productividad debido a los gastos, el término de las vacaciones, tenemos más movimiento.

Nosotros aceptamos prendas de oro, de plata, artículos electrónicos, llámese línea blanca, telefonía móvil, electrodomésticos, facturas de automóviles o bien el auto propio”, citó.

Manifestó que otro factor que también interviene en que esto aumente, es porque la mayoría de los jóvenes le exigen a sus padres que les compren mochilas nuevas, así como uniformes, entre otros materiales escolares, no obstante las papelerías también tienen gran demanda.

Es por ello que los padres de familia se ven en la necesidad de tener que deshacerse de algunas pertenencias, por lo que tienen que empeñarlas, aunque algunos quedan endeudados por mucho tiempo, ya que volverlas a sacar cuesta mucho.

“Dependiendo el plazo que escoja el cliente, tenemos tres tipos de plazo, entre más tiempo más intereses, menos tiempo solo pagas los días que utilizas, desde una semana hasta meses.

De inicio le preguntamos al cliente si quiere empeñar o vender, ya que si desea venderlo le ofrecemos un poco más que el empeño y nos quedamos con el articulo para comercializarlo”, destacó.

Advirtió que los días de quincena no son buenos para las casas de empeño dado a que mucha gente aprovecha la oportunidad para finiquitar y llevarse su artículo o prenda empeñada.

Sin embargo, dijo que julio y agosto representan muchos gastos en las familias lo que hace que prácticamente sea imposible de ahorrar para finiquitar.

“Las quincenas nos pegan mucho porque la gente finiquita y es algo normal pero estos días las quincenas no nos han pegado porque han sido muchos movimientos, salen artículos pero es más lo que entra.

A diferencias de las financieras las casas de empeño son más accesibles debido a que no se pide tanto requisito, el único requisito es traer una identificación oficial y que lo que se va a empeñar se encuentre en buen estado”, finalizó.

 

San Andrés Tuxtla

Por Armando Azamar Fonseca.

Deja un comentario

Scroll to top