:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Espectáculos

Enrique Guzmán confiesa que le teme a la muerte

Hace algún tiempo, Enrique Guzmán abrió los ojos mientras se encontraba postrado en la camilla de un hospital en Cancún, y lo primero que vio fue a sus cuatro hijos a su lado y pensó que algo grave le había sucedido para que eso fuera posible.

El ídolo del rock and roll confesó que en más de 10 ocasiones ha sido intervenido quirúrgicamente por diferentes motivos. A sus 76 años goza de buena salud, pero confesó que le teme a la muerte, pues ama demasiado a la vida.

“Me salvé de muchas cosas. Me han operado a corazón abierto unas dos veces y me falta un riñón por cuestión de cálculos. Esos son los tropezones que he dado en la vida, pero Dios o alguien en su lugar que hace su labor perfectamente, me conoce y me dice: ‘Todavía no te puedes ir’”, aseguró el cantante y actor.

Comentó que muchos de sus amigos ya murieron, incluso aquellos con los que compartió escenario en su época de mayor gloria como Juan Gabriel, Johnny Laboriel o Manolo Muñoz, entre otros.

“Quiero mucho a la vida y a la muerte le tengo algo de miedo, mucho miedo. Sin embargo, me deja trabajar, me deja que nazca mi nieto, que los tenga (a la prensa) presentes aquí. La vida es muy noble conmigo y para mí eso ha sido muy importante”, afirmó.

Enrique Guzmán no piensa en el retiro y mucho menos ahora que con su participación en el musical Jesucristo Súper Estrella, el lanzamiento de su disco Se habla español, y la gira Los Grandes del Rock, ha tomado un nuevo aire en su carrera.

“El escenario me sana de muchas cosas, me quita dolores de cabeza, me quita sueño. Me paro sobre de él y me siento a gusto, la gente está a gusto conmigo, es un matrimonio muy padre. Yo creo que debo morirme en un escenario, bueno, cerca de alguno”, afirmó el cantante.

Aunque el intérprete de Cien kilos de barro y Payasito tiene sus papeles en orden y ha designado sus bienes a través de un testamento, no descarta que al momento de su muerte surjan problemas que ya no podrá resolver.

“A Juan Gabriel, quien era un hombre tan metódico, que tenía todo preparado, cada día le salen cosas. Yo no sabía que cogía tanto ese cabrón (sic). Según yo, no era tan activo sexualmente y ahora le salen hijos como cucarachas”, comentó entre risas.

“Por más que te prepares, alguien saldrá a decir: ‘a mí también me toca un cachito’. Mientras tanto, lo que tengo ahorita, ya está repartido y en ustedes quedará mi prestigio.

“Seguramente habrá broncas, pero que se arreglen entre ellos, yo qué sé. Los voy a ver desde arriba y que hagan lo que quieran, a mí me vale. Yo habré entrado a donde tenía que entrar y ya no tendré problemas”.

Si Enrique Guzmán tiene éxito en la época actual, es porque ha sido necio y aún tiene mucho por hacer sin tiempo de esperar a nadie.

“Ahorita mi salud me está apoyando, ella me dice: ‘dale pa’lante’. Estoy vigente y mañana lo estaré más, no paro. Tengo 60 años en este negocio, eso quiere decir que algo hicimos bien”, afirmó Enrique Guzmán.

Los éxitos que ha colocado en la música en español, se cuentan por decenas. Cree que hay nuevos compositores, pero de la música nueva no le gusta nada y ni la escucha, prefiere quedarse con temas como La plaga que grabó siendo vocalista de Los Teen Tops y que hoy continúa presente.

Fue en mayo pasado cuando su disquera le propuso grabar un álbum. En aquel entonces, Enrique Guzmán pensó que no tenía caso hacerlo porque ya tenía 75 álbumes, pero finalmente lo convencieron y el resultado fue Se habla español, bajo la producción de Gustavo Farías.

Destacó que en sus más de seis décadas de trayectoria, dicho material es el trabajo más importante que se ha realizado. Los arreglos de sus canciones más emblemáticas, dijo, son modernos y los colegas con los que grabó a dueto, aportaron la totalidad de su arte.

De esta producción se desprende el espectáculo Se habla español que presentará el 26 de septiembre en la Arena Monterrey y el próximo 10 de octubre en el Auditorio Nacional de esta ciudad. Adelantó que Alejandra Guzmán podría acompañarlo como invitada especial.

Durante la charla que tuvo con los medios de comunicación, el astro de la música no se salvó de los cuestionamientos referentes a su nieta Frida Sofía, quien en los últimos meses ha estado en el ojo del huracán por sus declaraciones en contra de su madre.

“Frida quiere independizarse de la familia, le estorba. Ella quiere triunfar y ojalá lo logre. La parte de educación, respeto y cariño a sus parientes, la dejó a un lado, ella no quiere a su familia y es muy difícil que yo le diga a mi nieta: ‘quiéreme’, si ella no quiere hacerlo. Ojalá triunfe”, aseguró el intérprete.

Reveló que hace poco habló con ella y no quedaron en los mejores términos. “Lo más terrible es que o hago lo que ella dice, o se enoja conmigo. Entonces, con permiso, yo la dejo que haga lo que quiera. Ojalá Carmen Salinas la tenga en su cuartito”.

En fecha reciente nació Apolo, su quinto nieto, hijo de Luis Enrique Guzmán. Resaltó que gracias a él, su apellido Guzmán se preserva porque los anteriores han sido nietas. Además, lo destacó como un niño guapo al que ve todos los días y lo tiene encantado.

El pasado 12 de septiembre, la actriz Silvia Pinal cumplió 88 años y aunque no siempre mantienen una buena relación amistosa desde hace 50 años que se divorciaron, platicó que le llamó para felicitarla.

“Está señora está más sana que nunca. Me da mucho gusto verla tan completa y tan entera, haciendo escenas con ´Cantinflas´, según me dijo, aunque no sé si ´Cantinflas´ haya salido de su tumba”, concluyó.

Fuente y Foto: Notimex/atf

Deja un comentario

Scroll to top