.
.

.

“Demanda COPARMEX medidas fiscales urgentes ante la reforma fiscal en EU”.


“Demanda COPARMEX medidas fiscales urgentes ante la reforma fiscal en EU”.

A continuación el comunicado emitido por COPARMEX con respecto a la Reforma Fiscal en los EE.UU

 

Desde el mes de agosto pasado, ante las señales de avance del proceso legislativo de la reforma fiscal en Estados Unidos que perfilaba cambios profundos como no se habían dado en los últimos 31 años en ese país, desde COPARMEX propusimos a los Poderes Ejecutivo y Legislativo Federal, que México requería adecuar su sistema fiscal para hacerlo más competitivo internacionalmente, preservando la atractividad de México.

La reforma fiscal en los Estados Unidos es la más importante en una generación, y comprende aspectos relevantes como:

· Reducción de la tasa corporativa a 21% a partir del primero de enero del 2018, en lugar de la actual del 35%, es decir una reducción de 14 puntos.

· Un impuesto aplicable a ciertos pagos que las empresas americanas realicen a sus partes relacionadas en el extranjero, de hasta el 20%.

· Eliminación del impuesto corporativo alternativo mínimo (AMT por sus siglas en ingles).

· Posibilidad para ejercer deducción inmediata de inversiones.

· Cambios en las tasas de impuesto de las personas físicas.

· Esquema de repatriación obligatoria de capitales para empresas.

· Revisión de algunas deducciones, entre otros muchos cambios.

En México, nada se hizo oportunamente en la Secretaria de Hacienda y Crédito Público ni en el Congreso de la Unión para anticiparse a estas previsibles medidas.

En COPARMEX proponemos inicialmente incorporar medidas urgentes que sólo requieren de voluntad política, mediante la implementación de un Decreto Presidencial para autorizar los siguientes estímulos a partir del 1 de enero de 2018, para enfrentar el nuevo marco normativo fiscal de Estados Unidos, como son, entre otros:

1. Deducción plena de prestaciones laborales. Es muy importante restablecer la deducción plena de prestaciones laborales, autorizando la deducción del 100% de las prestaciones tanto de previsión social, como las que obliga la Ley Federal del Trabajo y que a su vez constituyan ingresos exentos para los trabajadores.

Actualmente prestaciones como vales de despensa, becas educacionales y deportivas, fondos de ahorro, útiles escolares, reembolso de gastos médicos, dentales y funerarios, no son deducibles en un 47% o 53%.

De acuerdo con los estudios de la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores (AMAC), el tope a la deducibilidad de prestaciones que entró en vigor en 2014 ha generado un incremento en el costo de la nómina que oscila entre el 3% y el 8%.

Aumentar los costos laborales no es la política adecuada para revertir el empleo informal.

Debido en gran parte a los altos costos del empleo formal, el 57.8% de la población ocupada en México es informal (INEGI, 2013). La informalidad es poco productiva; en promedio, un empleo formal produce cuatro veces más que un empleo informal (INEGI 2013).



Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario