:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Tech

Padre deja que su hijo juegue Fortnite todo el día en lugar de ir a la escuela

Aunque en muchas partes aún persiste el estigma de que jugar videojuegos no llevará a nada bueno a las personas; la realidad es que dicho entretenimiento actualmente es muy redituable, gracias a torneos profesionales, alianzas con compañías y demás; sin olvidar que en varios países esta actividad es reconocida como un deporte y una profesión. Dentro de ese espectro ubicamos a Fortnite, título de moda que aunque es mal visto por ser para niños, tiene una comunidad profesional importante, tanto así que un padre de familia decidió sacar de la escuela a su hijo para se pasara todo el día con el juego de Epic Games.

Esa es la historia de David y Jordan Herzog, padre e hijo que se han metido de lleno a esta actividad. En una entrevista, David explica que su hijo siempre ha sido realmente bueno en los videojuegos, aunque tenga 14 años, este ha tenido un control en sus manos prácticamente toda su vida; a los 7 ya era uno de los mejores en Halo y hace 2 años ganó la bolsa de su primer torneo. De ahí que decidiera apoyarlo en esta profesión, sacándolo de la escuela y dejando que juego Fortnite por espacios de 8 a 10 horas al día, con sus respectivos descansos.

Para demostrar todo su apoyo, le compró a su hijo una PC de 30 mil dólares con la que podría jugar sin problemas, ha cancelado diversas actividades con el fin de que este pueda entrenar sin presión, además de pagarle clases regulares en línea. Todo esto ha rendido fruto, pues Jordan, quien es conocido en el mundo de los videojeugos como “Crimz”, ha conseguido ganar unos 60 mil dólares como Pro Gamer, aunque reconoce que aún le falta mucho.

Dedicarse a Fortnite es como dedicarse a otra actividad profesional

Algo que molesta a David es que muchas personas cuestionen su decisión y la de su hijo, considera que si se tratara de otra cosa como dedicarse a las artes o deportes tradicionales; no habría tantas críticas, pero como son videojuegos, señalan que está abusando del joven; no obstante, señala que eso sólo es cuestión de percepción, pues en su caso, no dejaría que Jordan jugara Futbol Americano, pues considera que es peligroso.

Sin embargo, Fortnite no es la única actividad de Jordan; por su cuenta abrió una tienda en línea donde vende todo tipo de mercancía relacionada con videojuegos que el mismo fabrica; esto, combinado con sus ganancias de esports, así como el sueldo de su padre, les permiten vivir de manera cómoda. Para que se den una idea, él es uno de lo 15 mejores vendedores en eBay y se pudo comprar un Maserati con su gamertag en la placa.

Hay que mencionar que dicha práctica no está exenta de riesgo, aunque el caso de Jordan y David es de relativo éxito; no cualquiera puede tener la suerte de convertirse en Pro Gamer o tener una familia tan comprensiva. Nuestra recomendación es que jueguen, lo intenten; pero no abandonen su trabajo o estudios, esto por si su incursión en la escena competitiva no resulta lo esperado.

Con información de Gamerant.

Deja un comentario

Scroll to top