:
Oficinas

LA PRIMERÍSIMA

DIRECCIÓN: AVE. JUÁREZ NO. 92
COL. CENTRO
SAN ANDRÉS TUXTLA, VERACRUZ.
C.P. 95700

Tech

El último Beetle de Volkswagen sale de la fábrica en Puebla

Después de aproximadamente siete décadas de producción y tres generaciones de diseños, Volkswagen está retirando su icónico Beetle.

Los últimos escarabajos que producirá la compañía saldrán el miércoles de su planta de ensamblaje en Puebla, México. La empresa celebrará la suspensión de la producción del Beetle con una ceremonia en la fábrica.

El espacio de la fábrica en México se usará para producir un nuevo SUV compacto destinado al mercado norteamericano, dijo la compañía en un comunicado de prensa. La compañía se negó a compartir más detalles sobre el nuevo vehículo.

Volkswagen anunció en septiembre de 2018 que fabricaría una “Edición final” del Beetle antes de finalizar la producción en 2019. Está disponible en techo convertible o rígido, con precios base de 23.045 dólares para un cupé y 27.295 dólares para el convertible.

El Beetle había evolucionado significativamente a lo largo de sus años de producción.

Su legado se remonta a la década de 1930, cuando Ferdinand Porsche, el prolífico ingeniero detrás de la famosa marca de vehículos de lujo, decidió diseñar un “Coche del Pueblo” o “Volkswagen” en alemán. Porsche diseñó el vehículo a instancias de Adolf Hitler, pero el Volkswagen no entró en plena producción sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Su fama se consolidó con la película de 1968 de The Walt Disney Productions “The Love Bug”, que presenta a un escarabajo antropomorfo llamado Herbie que llega al circuito de carreras de California.

La versión original del Beetle, un vehículo con motor trasero que los propietarios a menudo vestían con pinturas de colores durante la era del ‘flower power’ de los años 60 y 70, finalizó su producción en México en 2003. Más de 21 millones de autos se produjeron durante los 65 años de vida útil.

Volkswagen creó nuevas generaciones de Beetle en 1998 y 2012.

El Beatle ganó estatus de culto en la década de 1960. Aquí, una modelo posa para un cartel promocional con un sedan de 1962.

“Es imposible imaginar dónde estaría Volkswagen sin el ‘Beetle’”, dijo el presidente y director ejecutivo de Volkswagen of America, Scott Keogh, en un comunicado. “Desde su primera importación en 1949 hasta el diseño retro inspirado en la actualidad, ha demostrado la capacidad de nuestra compañía para colocar clavijas redondas en los agujeros cuadrados de la industria automotriz. Aunque ha llegado su momento, el papel que ha desempeñado en la evolución de nuestra marca será apreciado por siempre”.

Las tendencias del mercado han cambiado drásticamente desde el apogeo del Beetle. Recientemente, los consumidores han estado mucho más interesados en los SUV y otros vehículos más espaciosos que los autos compactos.

“A diferencia del Ford Mustang y, hasta ahora, el Dodge Challenger y el Chevrolet Camaro, Volkswagen dejará morir un modelo icónico en lugar de luchar contra las tendencias del mercado”, dijo Karl Brauer, editor ejecutivo de Autotrader y Kelley Blue Book, el año pasado.

“En este entorno, el caso de negocio para los automóviles en general, y los automóviles pequeños en particular, se vuelve cada vez más difícil de justificar”, dijo Bauer. “Cualquier persona sorprendida o decepcionada por este anuncio se prepara mejor. En los próximos meses, más fabricantes de automóviles anunciarán cancelaciones de modelos más icónicos”.

El último escarabajo que saldrá de la línea de ensamblaje se exhibirá en un museo Volkswagen en Puebla, dijo la compañía.

Deja un comentario

Scroll to top